• Black Instagram Icon
  • Twitter Basic
  • Facebook Basic
  • Pinterest Basic

All images © 2005-2016 Kapiku™ Mesas de Domino

All rights reserved

El juego de dominó es muy popular en latinoamérica. Por ello, existen diversas variantes del juego, y las reglas varían de región en región. En estas reglas se describen las que hemos considerado como las más comunes o estándar, incluyendo también notas que detallan las variaciones más usadas.

 

Las fichas

El juego de dominó se compone de fichas fabricadas de plástico, madera u otros materiales resistentes. En el frente, las fichas están divididas en dos espacios del mismo tamaño; en cada uno de estos espacios aparece una cantidad de puntos que normalmente van de cero hasta 6, aunque existen juegos donde llegan hasta el 9 e incluso hasta el 12.

Las fichas cubren todas las combinaciones posibles de estos números, siendo en total 28 en el juego más común. Existen, por lo tanto, 7 fichas diferentes para cada uno de los números (es decir, 7 fichas con el número 1, 7 con el 2, etc.); este concepto es importante para el juego de dominó. A las fichas que tienen el mismo número en ambos espacios se les llama "dobles" o "mulas", y también son en total 7, de la mula de ceros a la mula de seises. Por último, cada ficha tiene un valor igual a la suma de los puntos en sus espacios; la mula de seises es la ficha de mayor valor, con 12 puntos.

 

Los jugadores

En la variante más común e interesante del dominó participan 4 jugadores, en dos parejas. Los jugadores se sientan alrededor de una mesa, de manera que los compañeros (integrantes de la misma pareja) se encuentren en lados opuestos de la mesa, frente a frente.

Las parejas pueden formarse de común acuerdo o al azar: cada jugador toma una ficha y cuenta los puntos; los jugadores con las fichas de mayor valor forman una pareja, o bien lo hacen los jugadores con las fichas de mayor y menor valor. Los otros dos jugadores, obviamente, conforman la otra pareja. Se anotan en una hoja los nombres de las parejas, quienes inician con cero puntos.

 

Estructura del juego

Un juego de dominó se compone de varias partidas. Al final de cada partida, las parejas reciben puntos de acuerdo al resultado de la misma. El juego termina cuando una de las parejas alcanza o supera una cantidad de puntos previamente establecida, que por lo regular son 200 o 500.

 

Inicio del juego

Se colocan las fichas en el centro de la mesa, cara abajo (nadie puede ver los puntos de las fichas). Uno de los jugadores revuelve las fichas, utilizando movimientos circulares con ambas manos. Una vez que las fichas están revueltas, cada jugador toma 7 y las coloca de pie frente a él, de tal forma que ningún otro jugador (ni siquiera su compañero) pueda ver los puntos de las fichas.

Un jugador que tenga entre sus fichas cinco o más mulas, puede indicarlo al resto de los jugadores mostrando sus fichas. Todos los jugadores regresan sus fichas al centro para que sean de nuevo revueltas y tomadas. Este proceso puede repetirse hasta que ningún jugador tenga 5 o más mulas en su mano.

El jugador que posea la mula de seises es el primero en jugar, colocando esta ficha en el centro de la mesa, cara arriba (mostrando los puntos). A partir de ese momento, los jugadores realizarán su jugada, siguiendo el sentido de las manecillas del reloj.

Nota: en algunos lugares se acostumbra jugar en contra de las manecillas del reloj. De cualquier manera, el orden de juego deberá ser el mismo durante todas las partidas.

 

Flujo del juego

En su turno, cada jugador debe tomar una de sus fichas y colocarla en la mesa, cara arriba. La ficha debe colocarse en uno de los dos extremos de la línea de fichas que se va formando, de tal manera que los puntos de uno de los lados de la ficha coincida con los puntos del extremo en donde se está colocando la ficha. La figura 1 muestra una posición lograda durante el transcurso de una partida, donde se aprecia la manera correcta de jugar las fichas. Como se puede observar, es una tradición colocar las mulas o dobles de manera transversal, con el fin de facilitar la localización de las mulas y el conteo de las fichas. Una vez que el jugador ha colocado la ficha jugada en su lugar, su turno termina y pasa al siguiente jugador.

 


Figura 1 - Posición durante una partida típica de dominó. El jugador en turno puede colocar una ficha que tenga dos o tres puntos en el extremo correspondiente.

Es posible que un jugador se vea imposibilitado a realizar su jugada, cuando ninguna de sus fichas coincide con la cantidad de puntos de ambos extremos del juego. En este caso, el jugador debe hacer notar esta situación, diciendo "paso", "no tengo" o alguna otra frase más o menos folclórica; su turno termina sin colocar ficha alguna y pasa al siguiente jugador.

 

Final de la partida

La partida continúa, con los jugadores colocando sus fichas como se ha descrito, hasta que se presenta alguna de las dos situaciones siguientes:

 

1. Dominó

Cuando un jugador coloca su última ficha en la mesa. Él y su compañero son los ganadores. La pareja perdedora junta sus fichas restantes, cuenta la cantidad de puntos en ellas y se anotan esos puntos en el espacio correspondiente a la pareja ganadora.

 

2. Cierre

Existen casos en donde ninguno de los jugadores puede continuar la partida. Esto solamente sucede cuando el mismo número está en ambos extremos del juego, y las siete fichas de ese número ya han sido jugadas. En este momento se dice que la partida está cerrada; las parejas reúnen sus fichas restantes y suman los puntos de las mismas. La pareja con menor número de puntos es la ganadora; era misma pareja se anota los puntos en la hoja. Si ambas parejas tienen la misma cantidad de puntos, En este aspecto del dominó es probablemente donde existan más variantes. En muchos lugares la decisión del ganador en un cierre es distinta; estas diferencias se mencionarán más adelante.

 

Partidas siguientes

Para las siguientes partidas, de nuevo se revuelven las fichas. Esta vez, el jugador que inicia no es quien tenga la mula (doble seis) de seises, sino uno de los jugadores de la pareja ganadora.En muchos lugares usualmente comienza el jugador que coloco la ultima ficha de la partida anterior como tambien ambos jugadores deben ponerse de acuerdo para ver quién empieza, pero no se permite describir las fichas que posean ni mucho menos mostrárselas entre ellos para decidir quién inicia la partida.

El jugador que inicia la partida puede hacerlo con la ficha que él desee, aunque no sea una ficha doble. Se dice que el jugador que inicia la partida "lleva la mano" durante esa partida; del mismo modo, la pareja que abre la partida lleva la mano durante la misma. Este es un concepto importante para la estrategia del dominó, pues la pareja que lleva la mano normalmente es la que tiene ventaja durante la partida.

 

Final del juego

El juego termina cuando una de las parejas alcanza o supera la cantidad de puntos fijada al inicio (normalmente 200). Esta pareja gana el juego y sus adversarios son los perdedores.

 

Irregularidades

Si un jugador coloca una ficha de manera incorrecta (los puntos de la ficha no coinciden con el extremo de la línea), debe moverla inmediatamente para que la jugada sea legal. Si la ficha no se puede acomodar en ninguno de los extremos de la línea, el jugador debe regresar la ficha a su mano y colocar otra que sí sea una jugada legal.

Si se descubre que un jugador ha colocado una ficha de manera incorrecta después de que otros jugadores han jugado ya, la partida termina de inmediato. Si se puede definir quién realizó la jugada ilegal, él y su compañero pierden la partida y reciben 25 puntos. Si no es posible definir quién realizó la jugada equivocada, simplemente se anula la partida y se inicia de nuevo.

 

Pase en falso

Un jugador siempre debe colocar una ficha en su turno si tiene posibilidad de hacerlo, es decir, no se permite pasar por propia voluntad, aunque se vea forzado a colocar una ficha que le haga perder la partida. Cuando un jugador pasa su turno a pesar de tener una ficha que se pueda jugar, se dice que el jugador "pasó en falso". Normalmente, un jugador honesto se da cuenta de su error y lo hace saber a sus adversarios; si esto no sucede, un oponente puede fácilmente darse cuenta que el jugador pasó en falso y hacerlo notar. De cualquier forma, cuando ocurre un pase en falso, la partida termina y la pareja del jugador que cometió la falta pierde, recibiendo 25 puntos adicionales la pareja contraria.

 

Inicio del juego

En algunos casos, cuando un jugador toma 4 o más mulas (en lugar de las cinco mencionadas en las reglas), se permite que se vuelvan a tomar las fichas. En otras partes, esto se permite solamente cuando un jugador toma 6 ó 7 mulas, y en otros casos no se permite cambio de fichas, como en Puerto Rico que debes tener 8 o mas dobles o mulas para poder cambiar las fichas. Algo que nunca sucedera!!!

En la salida, es común en ciertos grupos de jugadores que la pareja que inicia la partida lo haga siempre con una mula. En otros casos, se acostumbra que salga siempre el jugador que posea la mula de seises, pero esto no es muy recomendable. En la mayoria de los paises se empieza a jugar con la mejor ficha o mejor dicho, la ficha que mas tiene igual a otras.

 

Partida cerrada

En las reglas se indica que, en un cierre, la pareja que tenga menor número de puntos es la ganadora; se acostumbra también que ambas parejas se anoten sus puntos correspondientes, como si ambas hubiesen perdido la partida. Este método tiene la gran desventaja de que existe la posibilidad de que ambas parejas superen los 200 puntos en una misma partida, forzando a una partida extra de desempate.

Cuando ambas parejas tienen los mismos puntos en un cierre, las reglas indican que el jugador que cerró el juego es el ganador junto con su compañero. También se acostumbra que la pareja que causó el cierre sea la perdedora, o incluso que la pareja que llevaba la mano sea la ganadora.

 

 

Puntos

Algunas personas acostumbran anotar los puntos de una pareja a la pareja ganadora, y terminar el juego cuando la pareja ganadora alcanza o supera los 200 puntos. Esto es exactamente lo mismo que lo descrito en las reglas.

Normalmente, el juego de dominó es a 100 puntos. Si se desea un juego más largo o más corto, se puede jugar a 50 o a 200 puntos, o a cualquier cantidad previamente fijada.

Existe también otro método de puntaje muy utilizado. El juego es por parejas a 40 puntos; al final de cada partida, la pareja perdedora cuenta sus puntos, los divide entre diez (redondeando cualquier fracción hacia arriba) y se anota esos puntos. Esto lleva a un juego largo, pues son cerca de 400 puntos los necesarios para ganar el juego, pero la variante tiene la gran ventaja de reducir la posibilidad de que una pareja pierda el juego por una sola partida con mala fortuna y muchos puntos.

 

Todavia existen un sin numero de formas de como jugar domino, si eres fanatico de verdad y te gustaria compartir con nosotros tu forma de juego, escribenos.

This site was designed with the
.com
website builder. Create your website today.
Start Now